Categoría: Marketing

 

Cari1

Antes de comenzar definamos qué es un CRM. Por sus siglas en inglés es un Customer Relationship Management, algo así como un gestor de relaciones con tus clientes. Es comúnmente asociado sólo para los equipos de ventas, pero la gran realidad es que para usarlo de manera óptima, el área de marketing tiene que intervenir de lleno en su planificación, construcción y mantenimiento, ya que existe una línea muy delgada entre estas dos áreas, que algunos llaman Smarketing, y es así como nos damos cuenta de qué tan estrechas deben ser las relaciones entre estos dos equipos para lograr el buen funcionamiento de una organización.

 

El proceso de compra de los clientes de Yu-Track comienza cuando el hermoso departamento de marketing realiza la prospección, lo califica, lo convierte en un prospecto calificado por marketing, se lo pasa al dinámico equipo de ventas, donde ellos lo califican, lo comprometen y finalmente incitan su compra, para después devolverlo a marketing para fidelizarlo y convertirlo en nuestro fan #1, un evangelizador.

 

En resumen, si ambos equipos no son aliados difícilmente será un camino placentero y aquí comienza el protagonismo del eternamente amado u odiado CRM, convirtiéndose en la unión entre todos los departamentos de una empresa, ya que gracias a él se puede tener un orden en la información de los clientes, que será clave para el éxito comercial. Sinceramente desde mi experiencia les digo que no es nada FÁCIL de implementar en nuestras mentes latinas, pero con toda seguridad te afirmo que si eres capaz de lograrlo tienes un 60% de éxito asegurado ¿por qué soy tan enfática? Te lo cuento a continuación.

 

Después de casi 3 meses de una relación tóxica con Hubspot (CRM que usamos en Yu-Track), en la que probé usarlo sin hacer ninguna certificación con poco o casi ningún éxito, me di cuenta que no iba para ningún lado, decidí comprometerme con la cruzada y así fue como después de mucho leer, ver vídeos y completar mis certificaciones, me convertí en la “Hubspotlover” de la oficina; ¿y por qué pasó esto? por que entendí de primera mano su importancia y cómo con un poco de tiempo y organización, podríamos automatizar áreas colapsadas por la cantidad de trabajo administrativo, manejar gran cantidad de data y usarla de manera inteligente para finalmente construir una relación más cercana con nuestros clientes 

 

Así que después de todo lo que tuve que pasar para llegar a donde estamos ahora, me quedaron algunos pasos que quiero compartirte, para que llenes tu CRM y no mueras en el intento:

 

  1. Lee, lee, lee y vuelve a leer. Que no te de miedo de no saber cómo comenzar, hay muchos artículos e información que te guiarán al principio.
  2. Algunos CRM son más sencillos que otros, antes de contratar uno debes hacerte tres preguntas: ¿quiénes lo usarán dentro de la empresa? ¿cuánto quiero destinar de mi presupuesto en él? y finalmente la más importante de todas; ¿para qué lo necesito? Alcanzar esas tres respuestas te harán sacar una conclusión adecuada.
  3. Toma el tiempo que necesites para hacer las certificaciones. Es cierto te pueden tomar semanas, pero te prometo que es el tiempo mejor invertido, pues después de eso todo va a fluir como tiene que ser.
  4. Conviértete en el  CRMlover de tu empresa y encargate de configurarlo y de sentar las bases para su uso, propaga entre tus compañeros la importancia que tiene para el éxito comercial.
  5. Establece horarios para la organización. Por ejemplo, yo todos los días me tomo 30 minutos, para vigilar mis contactos y que mis listas se estén alimentando como se debe.
  6. ¡Reclama! Sí, reclama cuando sientas que alguien no lo hace como se debe, pues el ingreso de información real es vital para su funcionamiento.
  7. Sé constante, dedícale tiempo y comprométete con su éxito, las herramientas están allí pero si no te involucras no va a funcionar de ninguna forma.

 

Date el permiso de equivocarte, nada está escrito en piedra y aún nadie tiene la fórmula mágica para el llenado de un CRM, pero lo que si te digo es que cuando comienza a funcionar y lograrás de a poco cambiar la cultura empresarial, no hay quién pueda pararlo, vas a comenzar a establecer acciones, evaluar métricas, medir resultados y finalmente automatizar procesos, que disminuirá el trabajo administrativo, con el fin máximo de enfocarte en lo que realmente importa: mantener en felicidad máxima a cada uno de tus clientes, dándoles la experiencia que se merecen cuando contratan tu producto o tu servicio.

Transforma la Cultura comercial de tu empresa en 7 pasos

Descarga el Ebook: KBI´s el otro lado de la Historia

Suscríbete a nuestro blog

New Call-to-action

Háganos saber lo que pensó sobre este artículo.

Agrega tu comentario a continuación.